Home 9 Fisioterapia 9 ¿Cuál es el papel de la fisioterapia en cuidados paliativos?

¿Cuál es el papel de la fisioterapia en cuidados paliativos?

Para ver la importancia de la fisioterapia a domicilio en los cuidados paliativos, comenzaremos por ver una serie de conceptos básicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los cuidados paliativos como «el enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento, por medio de la identificación temprana y la impecable evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas físicos, psicosociales y espirituales».

En 1968, la misma OMS describía la fisioterapia como «el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico y agentes físicos como el calor, el frío, la luz, el agua, el masaje y la electricidad. […] incluye además la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución».

La fisioterapia y los cuidados paliativos son pues, por definición, dos elementos muy similares enfocados hacia un mismo objetivo: tratar y cuidar el funcionamiento del cuerpo humano cuando este padece una enfermedad que dificulta el desempeño normal de las actividades diarias, con un claro enfoque a mejorar el bienestar del paciente y sus familiares durante el padecimiento.

El papel de la fisioterapia a domicilio en los cuidados paliativos

Actualmente, y por fortuna, convivimos con enfermedades que, aunque antes eran terminales, ahora pueden tratarse para atenuar sus consecuencias y mantener una calidad de vida digna, e incluso frenarse de diagnosticarse a tiempo. 

En este contexto, la fisioterapia es un recurso esencial, ya que busca dar a los pacientes que lo necesiten la autonomía y confianza necesarias en lo que respecta a sus habilidades y funciones físicas, su bienestar psicológico, y, además, incrementa su calidad de vida.

Existen diferentes modalidades de fisioterapia a domicilio en cuidados paliativos:

  • Fisioterapia respiratoria, con la que conseguimos un mejor drenaje de las secreciones y una mayor ventilación pulmonar.
  • Fisioterapia de masaje para tratar las contracturas musculares y disminuir el dolor. 
  • Cinesiterapia pasiva para evitar posibles rigideces articulares. 
  • Cinesiterapia activo-asistida, con la que evitamos posibles rigideces articulares y ayudamos a mantener la movilidad y fuerza muscular. 
  • Drenaje linfático para evitar la retención de líquidos y los linfedemas. 
  • Ejercicios terapéuticos adaptados a las condiciones del paciente. 
  • Sesiones de relajación, esenciales para cuidar también la salud mental.
  • Electroterapia para estimular zonas afectadas por el dolor nervioso, inflamaciones, músculos atrofiados o lesiones osteomusculares.

Mediante estas y otras técnicas se consiguen varios beneficios para el paciente: se disminuye el dolor, se evita la aparición de úlceras, problemas respiratorios o circulatorios, la atrofia muscular o las retracciones articulares, se mantiene la máxima funcionalidad posible del cuerpo. Además, se instruye a los familiares del paciente con las pautas y los cuidados adecuados para su tratamiento.

Tipos de fisioterapia en cuidados paliativos a domicilio

La fisioterapia ofrece grandes beneficios y soluciones a pacientes en estadios muy avanzados de sus enfermedades. No solo proporciona alivio y confort, sino que es tremendamente beneficiosa para la salud mental del paciente, ya que ven ante ellos la posibilidad de mantener su calidad de vida rodeados de gente que se preocupa por ellos y hace lo posible para contribuir a su bienestar y felicidad incluso en los momentos más difíciles.

Existen 4 tipos de fisioterapia a domicilio.

 Fisioterapia a domicilio

Fisioterapia preventiva 

Es una disciplina dentro de la fisioterapia cuyo objetivo es evitar o prevenir aquellas molestias o problemas derivados de un mal movimiento, un mal gesto o una higiene postural pobre. Además, se centra también en educar y aconsejar sobre la realización de las actividades diarias de forma que se evite la aparición de molestias o dolencias.

Las lesiones pueden producirse en variados momentos: en el transcurso normal del día a día, mientras realizamos deporte, durante la jornada laboral… Si no cuidamos nuestra postura y movimientos, tendremos más probabilidades de sufrir una lesión en el sistema musculoesquelético (huesos, músculos, articulaciones y ligamentos), y es aquí donde se centra la fisioterapia preventiva.

Cualquier persona puede beneficiarse de la fisioterapia preventiva, entre ellas:

  • Quienes realizan un trabajo mecánico muy repetitivo.
  • Los más pequeños, ya que su sistema musculoesquelético se encuentra en pleno desarrollo.
  • Aquellos que hayan sufrido una lesión.
  • Personas mayores que quieren mantenerse ágiles o frenar de alguna forma las consecuencias de una patología.

En lo que respecta a los cuidados paliativos, esta disciplina reduce el impacto y la severidad de las incapacidades y ayuda a los pacientes y familiares a aceptar y entender la nueva situación.

Fisioterapia restaurativa

Esta rama de la fisioterapia está dirigida a que los pacientes vuelvan al estado en el que estaban antes de padecer la enfermedad incapacitante sin secuelas significativas.

Este tipo de fisioterapia se planifica de forma mucho más personalizada que la fisioterapia preventiva, ya que se ciñe a las circunstancias específicas del paciente de forma mucho más determinante.

Se trata de procesos en ocasiones largos en los que el paciente tiene que poner todo su empeño para que los resultados sean tan óptimos como pueda esperarse.

Fisioterapia de soporte 

Provee apoyo a los pacientes conforme estos entran en las fases más avanzadas de la enfermedad.

Mientras la fisioterapia restaurativa pone su foco en mejorar la autonomía, los planes de fisioterapia de soporte se centran en optimizar lo máximo posible el bienestar del paciente durante, no los últimos estadios de la enfermedad, pero sí esos en los que se ha producido un punto de no retorno.

Fisioterapia paliativa

Procura limitar el impacto de la enfermedad cuando esta ya se encuentra muy avanzada con un tratamiento realista enfocado hacia el paciente y sus preferencias. También busca promover la independencia y participación del paciente, siempre y cuando esto sea posible.

Cada paciente necesitará un tipo de cuidados de fisioterapia paliativa muy concretos, y se tendrán en cuenta cuestiones como:

  • El tratamiento debe enfocarse al alivio parcial de las alteraciones potencialmente tratables y la mejora notable de la calidad de vida del paciente.
  • Se tendrán en cuenta siempre las preferencias del paciente.

La fisioterapia paliativa tiene muchísima repercusión en cómo se siente el paciente, lo cual es vital para que este mantenga un control más pleno sobre sus emociones, algo que se vuelve importantísimo en las últimas fases de cualquier enfermedad, tanto para el paciente como para la familia y círculos más cercanos.

Si tú o algún familiar requiere de tratamiento de fisioterapia a domicilio como parte de los cuidados paliativos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para más información.