Home 9 Apoyo a la salud 9 3 claves para mantener la salud

3 claves para mantener la salud

¿Cuáles son las claves para mantener la salud? Durante la mayor parte de nuestra vida nos lo preguntamos. Desde tiempos remotos, los alquimistas buscaban el elixir de la eterna juventud, esa materia que nos daría la vida eterna.

Hoy en día, a pesar del camino andado, no hemos dado con la clave. Nuestra vida es efímera a ojos cósmicos pero, en nuestro “aquí y ahora”, pretendemos llevar una vida saludable, vernos bien y que nos vean bien.

Llevar una vida saludable es vital para la longevidad. Cada día mueren en nuestro organismo millones de células fruto del proceso oxidativo. Las claves para mantener la salud pasan por favorecer la creación de nuevas células que permitan que nuestro “aquí y ahora” sea más duradero.

En este artículo dejamos 3 claves para mantener la salud. Son simples, conocidas y sencillas de llevar si uno quiere mimarse para permanecer más tiempo y con salud en esta existencia efímera. Vamos a ello:

1 Cuidado físico

Este aspecto resulta algo obvio pero, como en artículos anteriores, nos reiteramos: hacer ejercicio es esencial para alcanzar una vida saludable. Correr o pasear es una buena forma de activar nuestro organismo ya que activamos el sistema circulatorio y con ello,  regulamos la tensión arterial, reducimos el estrés, etc.

Pero no solo el deporte es una de las claves para mantener la salud respecto al cuidado físico. En este apartado podemos incluir también aspectos que pueden ayudarnos a la liberación de oxitocina, hormona responsable de la felicidad y que regula también el ritmo cardiaco y la tensión arterial. Se trata de “mimarnos”. Tener tiempo para nosotros mismos. Hacer eso que tanto nos gusta o que tan bien nos sienta. Desde ir al cine, pasando por socializar con amigos o familia, hasta la meditación. El abanico es amplio.

¿Qué tal un tratamiento facial y/o corporal? A la mayoría nos relaja y además aporta beneficios para la piel. La piel es el órgano del cuerpo más extenso, es nuestra envoltura y cuidarla es una de las claves para mantener la salud. Pero hay que saber que se cuida desde dentro y desde afuera. Desde DA Salud,  recomendamos el cuidado de la piel en toda época del año.

Nuestra empresa colaboradora, LB Holistic Beauty , lleva años en el estudio y tratamiento del envejecimiento con sueros naturales adaptados a cada tipo de piel y tratamientos personalizados. Aplicar elementos naturales que disminuyen la oxidación celular y alcalinizan nuestra piel es el reto diario en LBHB. Dejarse llevar en una atmósfera de paz y bienestar proporciona beneficios para la piel y el alma con su método Yūgen.

2 Nutrición

Hablamos de nutrición y no de alimentación. Como hemos explicado en el apartado anterior, la piel de cuida desde dentro también. Y no solo la piel. Nuestro cuerpo tiende a acidificarse, esto es, acelerar el proceso oxidativo, enfermar, envejecer. De modo que introducir en nuestra dieta alimentos alcalinizantes al igual que hemos aplicado en la piel, son de vital importancia.

El verde, el rojo, el naranja, el amarillo…son colores que deben invadir nuestros platos. Las verduras son alcalinizantes naturales que actúan en la célula nutriendo nuestro cuerpo de vitaminas y minerales beneficiosos para nuestro organismo.

Asimismo se han de eliminar hábitos alimenticios tóxicos ya que no aportan beneficios. Es más, pueden contribuir también a un mal descanso, como vamos a explicar. Alimentos excitantes como el café, bebidas azucaradas, alcohol…no aportan ningún tipo de beneficio en nuestro organismo.

3 Descanso

Otra de las claves para mantener la salud es un correcto descanso, tanto en cantidad como en calidad.

Dormir las horas necesarias en las horas adecuadas y sobre un buen colchón es una de las claves para la longevidad. Evitaremos, además, alimentos pesados antes de dormir, bebidas acidificantes, como las que hemos indicado.

Debemos evitar acostarnos con la televisión encendida o cualquier dispositivo electrónico. Dejar que la luz natural entre por la ventana para una buena regulación del ritmo circadiano. Irse a dormir a horas prudenciales de forma que podamos despertarnos pronto y rendir durante el día.

En nuestro artículo El buen descanso para el anciano, profundizamos más sobre este tema.

Conclusión

Todo lo descrito está interrelacionado. Pensemos por un momento:

Si cuido mi piel, me sentiré mejor y más joven. Si me veo bien, soy una persona más positiva. Si creo una rutina de ejercicio, descanso bien. Si descanso bien rendiré al día siguiente puesto que tendré más energía. Además, esa energía la aporta también mi correcta nutrición, llena de vitaminas y minerales.

En definitiva, luciré más joven, no porque mi edad cronológica lo diga, sino porque lo marque mi edad biológica.

No hemos dado con la clave para la inmortalidad, pero esperamos haber contribuido a aprovechar los pequeños elixires que tenemos a nuestra mano, esas claves para mantener la salud el máximo tiempo posible.